SOFÍA JACK
Todo lo sólido se desvanece en el aire

Febrero, 2022
52 pp
225 × 157 mm



Tras el enunciado Todo lo sólido se desvanece en el aire se aborda la compleja paradoja que une utopía y realidad, innovación y capitalismo. El punto de partida es una famosa frase de Karl Marx. Un pensamiento que el politólogo y urbanista Marshall Berman vislumbró como la posibilidad de entender ‘lo moderno’ como consecuencia de una determinada concepción de la vida alentada por el capitalismo, en la que la ‘innovación’ fomenta la expansión de los deseos humanos más allá de los límites. Berman recorrió algunas de las fuentes humanistas y espirituales de la modernidad —Baudelaire, Le Corbusier, Goethe— para mostrar que el progreso obliga a asumir mutaciones y abolir los límites del cánon, la geografía o la moralidad. Sofía Jack, visita lugares que encarnaron la racionalidad moderna para indagar en su reverso, y en cómo el factor humano —los deseos, miedos y afectos— resquebraja una idea de razón y orden que se convierte en utopía.
    Ciertamente, puede resultar paradójico reconocer a un Karl Marx admirado por la innovación capitalista. Pero no lo es. La incesante e insaciable necesidad de crecimiento fomenta la expansión de los deseos humanos más allá de lo establecido. En algunos dibujos de esta serie, encontramos lugares emblemáticos de la vanguardia arquitectónica del siglo pasado; espacios de la arquitectura racionalista en los que desarrolla un hecho psicológico, emocional y afectivo, como espejo de un relato vital personal e intransferible. Otros, representan espacios íntimos en los que se desarrolla la vida como reflejo de la psique de su morador, u objetos capaces de adaptarse a las necesidades de éste y su entorno. En todos ellos, reconoceremos el espacio habitado como un signo de transformación y cambio.