ESCUELA MADRILEÑA, ca. 1660-1670︎
Diseño de pedestal para la Virgen de la Soledad de los mínimos de la Victoria
Pluma y aguada de tinta parda a pincel sobre papel
363 × 207 mm


En el convento madrileño de la Victoria se conservó la imagen con gran veneración y devoción popular hasta la desamortización en el siglo XIX: la Virgen de la Soledad de Gaspar Becerra. En 1664 se amplió el edificio y se construyó un gran retablo que ocupaba todo el testero del altar mayor, como conocemos por el grabado que imprimió el fraile mínimo Matías de Irala en 1726. En esta época se realizó también la peana de plata, muy probablemente, diseñada por el mismo tracista que concibió camarín (Pedro de la Torre).


Colección particular